Tener buena salud y sentirnos bien nos hace disfrutar más de la vida, nos ayuda a ser mejores en los estudios o en el trabajo y a estar más satisfechos con nosotros mismos. Sin embargo, padecer de dolor de mandíbula puede afectar a nuestro día a día y hacernos focalizar toda nuestra atención en esta molestia, lo que dificulta cumplir con nuestras obligaciones.

Si no puedes comer o beber cosas frías, te duele al bostezar o al mascar chicle e incluso al hablar, queremos ayudarte. Presta atención a lo que tenemos que decirte porque conocer las causas de tu dolor de mandíbula te ayudará no solo a hacer desaparecer la molestia, sino también a impedir que vuelva a manifestarse de cara al futuro.

El dolor de mandíbula puede aparecer de manera repentina y fuerte o, por el contrario, ser progresivo e ir a más con el paso de los días. El bruxismo, la mala articulación temporomandibular o la incorrecta alineación de los dientes son solo algunas de las causas que pueden conducir a esta condición. En este artículo te las explicaremos detenidamente.

Dolor de mandíbula y cabeza

dolor de mandibula y cabeza

Preocupante dolor de mandíbula y cabeza La mayoría de los síntomas provocados por el síndrome temporomandibular se deben al estrés y a la ansiedad y, aunque afectan…

Dolor de mandíbula por estrés

combatir el dolor de mandibula por estres

Molesto dolor de mandíbula por estrés El estrés es algo muy habitual, especialmente en los adultos. Generalmente, tendemos a no darle la importancia que deberíamos…

Causas del dolor de mandíbula

Existen un gran número de causas que pueden provocar que tus dientes te duelan hasta el punto incluso de impedirte hablar con normalidad. El dolor de dientes, encías o mandíbula se puede deber a varias razones.

En primer lugar, cabe tener en cuenta que el tipo de dolor que tengas, la intensidad o la zona exacta en la que se localice son una serie de datos clave para determinar y conocer las causas de la molestia en cuestión. Por ejemplo, si el dolor está localizado entre la mandíbula y el oído, probablemente se trate de algún tipo de problema en la articulación que los une.

Si el dolor se presenta al abrir la boca, haciendo realmente molesto incluso hablar, probablemente es porque la parte superior y la parte inferior de la mandíbula están desencajadas. Este problema se deberá normalmente a un desgaste en las articulaciones de la mandíbula y será necesario tratarlo para acabar con el dolor.

En cambio, si donde más duele es en uno de los dos lados de la mandíbula, seguramente se deba a una alteración del funcionamiento normal de la zona. En cualquier caso, el examen médico será el que determine cuál es la causa real del dolor y su tratamiento adecuado.

Otras molestias dentales que afectan la mandíbula

El papel de un especialista, como el dentista, es determinante para conocer las razones de cualquier dolencia. En el caso de la boca, su trabajo es, además de averiguar qué pasa, encontrar la solución.

Por ejemplo, en el caso de las las caries, que no están relacionadas con la mandíbula sino que son la destrucción del tejido de los dientes, es el encargado de empastarlas. Las caries no son un dolor mandibular sino que son una molestia dental pero el daño que hacen puede ser tan fuerte e intenso que podemos llegar a creer que el origen de mal está en la mandíbula. Siempre es importante revisar la boca para descartar que el dolor provenga de otras áreas, como por ejemplo, de los músculos de la mandíbula. Si son excesivamente sensibles, nos dolerán, sobre todo al comer alimentos muy fríos, como los helados.

Un especialista es el único capaz de detectar de dónde proviene la molestia y cuáles son las medidas pertinentes para tratar el problema, por eso no dudes en consultar a tu dentista si tienes dolor de mandíbula.

Conoce más sobre Odontología a continuación:

  • cleardent.es: Confianza, tranquilidad, y cuidado es lo que define al equipo de profesionales de cleardent, encargados de realizar los mejores tratamientos odontológicos en Jaén y Granada.