Dolor de mandíbula por estrés

combatir el dolor de mandibula por estres

En la sociedad actual estamos expuestos a muchas situaciones estresantes. La conducción, los horarios o la presión en el trabajo y en la familia hacen que la ansiedad tienda a acumularse en diferentes zonas de nuestro cuerpo. Hombros, espalda, cuello e incluso mandíbula, ningún recoveco de nuestro cuerpo se libra de este mal del siglo XXI. El estrés suele convertirse en dolor y malestar en diferentes partes de nuestro organismo y las consecuencias de padecerlo son muchas y muy variadas.

Molesto dolor de mandíbula por estrés

El estrés es algo muy habitual, especialmente en los adultos. Generalmente, tendemos a no darle la importancia que deberíamos y obviamos las consecuencias que tiene para todo nuestro cuerpo. Apretar la mandíbula es tan solo una más de ellas. El bruxismo, nombre con el que se conoce la mala costumbre de apretar y rechinar los dientes ya sea durante el día o durante la noche, puede llegar a desgastar mucho los dientes incluso puede provocar la caída de alguna de nuestras piezas dentales.

Al tratarse de un gesto inconsciente, en la mayoría de los casos no nos damos cuenta. Si padecemos bruxismo durante el día es más fácil de tratar pero, si lo realizamos por la noche mientras dormimos, la situación se vuelve más complicada. Algunos síntomas son dolor de mandíbula, dolor de cabeza o de oído incluso se puede llegar a sentir que se engancha la mandíbula y que se tiene problemas para abrir la boca con facilidad.

Es durante la noche, especialmente en la fase REM del sueño, cuando la gente que padece estrés o ansiedad tiende más a apretar los dientes. Sea como sea, hay que tomar medidas porque si no se evita, continuaremos durmiendo mal y estando más cansados.

Combatir el dolor de mandíbula por estrés

Una de las opciones para terminar de una vez por todas con este problema y conseguir que el dolor de mandíbula y cabeza desaparezca es usar una férula dental, es decir, un protector, al menos para dormir. Este molde tiene que estar hecho a medida por lo que es imprescindible acudir al dentista. Su finalidad es evitar que los dientes superiores de la boca ejerzan presión sobre los dientes inferiores. Al dejarlos descansar sobre la férula, se reducen el dolor de mandíbula y de cabeza.

Aplicar paños fríos a ambas partes de la cara para reducir la presión y tratar de aliviar el dolor es otra de las opciones. Una tercera es realizar ejercicios o movimientos de mandíbula al escuchar música relajante para que, a la vez que te relajas, destenses la zona. Los masajes relajantes también son muy recomendables.

Qué opinas?

Otros Productos

Dolor de mandíbula y cabeza

dolor de mandibula y cabeza

Preocupante dolor de mandíbula y cabeza La mayoría de los síntomas provocados por el síndrome temporomandibular se deben al estrés y a la ansiedad y, aunque afectan…