Remedios caseros para el dolor de mandíbula

remedios caseros para el dolor de mandibula

Puede dolerte la mandíbula por causas muy diversas, pero no cabe duda de que se trata de un dolor especialmente molesto. Normalmente suele agravarse al realizar actividades tan normales como comer o hablar, convirtiéndolas en un infierno. A veces, no encontramos tiempo para acudir a un especialista o, simplemente, nos da pánico ir y tratamos de evitarlo. Te presentamos algunos remedios caseros a tener en cuenta en caso de padecer una dolencia de este tipo pero si se vuelve insoportable, no te quedará más remedio que acudir a un profesional.

Prácticos remedios caseros para el dolor de mandíbula

Si tienes dolor de mandíbula hay una serie de consejos que pueden ayudarte a disminuirlo, incluso a acabar con él.

Una opción es masajear la zona del dolor al abrir y cerrar la boca, lo que ayuda a aliviar y relajar la zona incluso a hacer más fuertes tus músculos faciales y mandibulares.

Otra solución posible es utilizar gasas o toallas pequeñas bañadas en agua muy fría, si queremos reducir la hinchazón, o muy caliente, si queremos relajar los músculos faciales, según prefieras.

Normalmente el agua helada suele ser beneficiosa para curar este tipo de dolencias, aunque no a todo el mundo le funciona igual de bien.

Puesto que muchas de las dolencias relacionadas con la boca están causadas por padecer ansiedad o estrés, una opción obvia para evitar el malestar es aprender a controlar el estrés. Tanto realizar ejercicio físico como utilizar técnicas de relajación son opciones recomendables. Leer antes de dormir o escuchar música también nos puede ayudar, igual que puede hacerlo descansar más y tener una higiene del sueño saludable.

Remedios caseros para reducir el dolor de mandíbula

Si tienes dolor de mandíbula es importante intentar evitar, en la medida de lo posible,  los alimentos más duros y crujientes como pueden ser las nueces o el pan duro, así como cualquier tipo de vegetales crudos tales como las zanahorias.

Todos estos alimentos pueden ser sustituidos por yogures, quesos, sopas o purés. Además, deberás intentar incorporar la vitamina A propia de las verduras de hojas verdes, la vitamina C tan presente de las naranjas, el Calcio fácil de encontrar en la leche y el Magnesio propio del pescado o el aguacate a tu dieta normal y no tomar mucha cafeína, pues te hará estar más nervioso y tensarás tu mandíbula.

Qué opinas?

Otros Productos

Dolor de mandíbula y cabeza

dolor de mandibula y cabeza

Preocupante dolor de mandíbula y cabeza La mayoría de los síntomas provocados por el síndrome temporomandibular se deben al estrés y a la ansiedad y, aunque afectan…

Dolor de mandíbula por estrés

combatir el dolor de mandibula por estres

Molesto dolor de mandíbula por estrés El estrés es algo muy habitual, especialmente en los adultos. Generalmente, tendemos a no darle la importancia que deberíamos…